Skip to content

DESPECHO – José Franco Pumarega

ESCUCHA…

 

 


 

LEE…

 

No quiero perdonarme

esta falta de tacto,

este tiempo perdido en el vacío,

este mal paso, falso,

como dado en la arena del desierto.

 

No puedo disculparme

la ceguera obstinada,

la encarnizada ansia por quererte,

el loco desvarío

de esperar un final feliz, contigo.

 

Y repudio mis sueños

y maldigo mis versos,

todos los que compuse con tu imagen,

quemándome los ojos

y haciéndome creer en lo increíble.

 

¡Lejos de mí, las letras

que, unidas, dicen tanto

de mis horas de aliento y esperanza!

¡Borro de un solo trazo

todo lo que te dí con mi ternura!

 

Ahora, sólo deseo

demostrar que vivo,

que respiro, aún faltándome tu brisa

y que no necesito

ni siquiera sentir tu compañía.

 

Quisiera demostrarte

que aún puedo, con mis manos,

tan sólo por amor, arrancar piedras

y cambiarlas en rosas

para adornar de amor otras ventanas.

 

Que, aunque tenga la nieve

en mis sienes posada,

aún puedo, con amor, volverla en plata

y hacerla suave y cálida

para otras manos que no pidan oro.

 

Que aún tengo, arcanos,

desconocidos senos,

en la entretela pura de mi entraña

con ternuras inéditas

que jamás te darán, aunque las busques.

 

¡Qué celos no quisiera!

¡Qué palabras no tengo!

¡Qué locuras desecho, arrumbo y tiro

al muladar abyecto

de los errores y las equivocaciones!

 

¡Aquí acabó el soñar!

¡Aquí se acabó todo!

¡No más amor a quien ni intenta verlo,

ni rechazarlo dice,

y sólo muestra fría indiferencia!

 

¡Y esfúercese mi alma

en despreciar mi llanto!

Que nadie tiene culpa en mi tortura

más que mi afán, mi angustia

en aferrarme a un ídolo de barro.

 

¡Y quiero maldecirme

y quiero renegarme,

por creérme de vanos espejismos,

por no tener razón,

y la desolación que siento ahora!

 

¡Porque, ahora, maldigo

la hora en que te quise…!

¡Y lloro de dolor y de impotencia,

al ver, que aunque no quiera,

me muero de vergüenza y de despecho!

 

 

JOSÉ FRANCO PUMAREGA

España (1908 – 1980)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: